Fotos de niña vintage

No lo voy a negar porqué es más que evidente: me apasionan las fotos de estilo vintage. Es más, me apasionan las fotos antiguas, especialmente las de niños y niñas. ¡Y es que este tipo de fotos son maravillosas! Y si no me creéis, pasaos por mi tablero de Pinterest dedicado al tema (Pinterest, ¡qué vicio! Os pasa como a mí, ¿que quedáis atrapados y no podéis salir?)

La casualidad que inspira una foto

Quizá alguno recordaréis que hace un tiempo hice una sesión parecida con dos hermanas preciosas, Ona y Naia. Esta vez decidí darle un aire distinto, inspirarme un poco más en la naturaleza. En realidad, la idea de la sesión surgió paseando con Jana. Ella vio unas grandes hojas caídas de un árbol, de un tamaño súper enorme, que le cubría toda la cara, y nos hicieron gracia. Al instante, vi las fotos. Ese día no teníamos tiempo de meternos en el estudio, pero un par de días después volví a recoger unas cuantas hojas y le propuse a Jana hacer las fotos.

Jugar juntas

Siempre que me “enfrento” a una sesión con un niño o niña sigo la misma máxima: intentar que sea un juego, que lo pasen bien, que disfruten, que no lo vean como algo aburrido y sobre todo que no piensen “menudo rollo hacerse fotos”. Cuando un padre o madre me dice “mi hijo/a se lo pasó muy bien contigo” es una de las mejores recompensas. Para mí la fotografía debe ser diversión, el momento de hacerse fotos debe ser especial, mágico incluso. De esta forma el recuerdo es muchísimo más valioso.

Con Jana, hago exactamente igual, jugar y divertirme. Aunque obviamente tiene una experiencia larga en esto de ser mi modelo, es mi mini-musa! 🙂

Cómo se hicieron las fotos

La primera foto que os dejo es el “set”. Veréis que de tan simple es hasta simplón. Como fondo, el estor de Ikea que pinté a mano (podéis ver el vídeo explicativo en mi canal de Youtube, aquí, tengo el canal un poco abandonado, qué mal me sabe, no tengo tiempo!). Mi cámara Nikon D750 (la amo), el Nikkor 85mm f1.8 (creo que la mejor compra de segunda mano que he hecho en la vida 😉 ), el flash Nikon SB900 (aunque podría haber sido cualquier Yongnuo mucho más barato, para el caso), y el Octabox de 80cm de Godox con Grid (os dejo un enlace aquí).

Me gusta mucho este esquema de luz. Ya sabéis que soy mucho más de luz natural, aunque siempre intento aprender más sobre la iluminación artificial y me gusta ponerme a prueba, a veces con sets más complicados. Pero este esquema es simple y muy efectivo y a estas fotos les iba de cine.

Deciros que el taburete que véis en la foto es de las mejores compras que he hecho para el estudio. En las fotos de newborn, lo uso para las fotos de papá y mamá (tengo dos) y además de permitir que puedan estar más cómodos, a mi me permite mejores ángulos sin casi esfuerzo. Y para las fotos de peques, lo uso yo para moverme por el espacio más o menos a su altura, mi espalda lo agradece y mucho! Os dejo aquí el enlace.

A Jana le enrollé una tela a modo de vestido y la coloqué encima de un taburete/escalerita de Ikea que me va de maravilla, encima del cual puse una simple manta. A partir de ahí jugamos juntas. Como muestra os pongo las dos primeras fotos de ella: sus caras no tienen precio. La sesión fue súper corta, como suele ser en estos casos. A un niño/a tan pequeño no le puedes pedir que pose durante 2h, así que tienes que ser rápida y además conseguir que durante todo el rato lo esté pasando bien, porqué sino nada tiene sentido. Al menos para mí 🙂

Yo le proponía coger complementos como unas flores, o las famosas hojas que motivaron toda la sesión, y ella hacía sus propias propuestas, a las que yo no me negaba por extrañas que fueran, ya que así es como uno se divierte, y como salen cosas únicas. De hecho, una de mis dos fotos favoritas de la sesión, la de Jana casi cubierta por las hojas verdes y amarillas, fue propuesta de ella. Así que nunca subestimes lo que una niña de 3 años puede hacer por tu fotografía 😉

Espero que os guste el resultado y os hayan sido útiles las explicaciones!

 

 

fotografia, fotos, girona, figueres, emporda, monica quintana, book, niños, niña, retrato, estudio, vintage
fotografia, fotos, girona, figueres, emporda, monica quintana, book, niños, niña, retrato, estudio, vintage
fotografia, fotos, girona, figueres, emporda, monica quintana, book, niños, niña, retrato, estudio, vintage
fotografia, fotos, girona, figueres, emporda, monica quintana, book, niños, niña, retrato, estudio, vintage
fotografia, fotos, girona, figueres, emporda, monica quintana, book, niños, niña, retrato, estudio, vintage
fotografia, fotos, girona, figueres, emporda, monica quintana, book, niños, niña, retrato, estudio, vintage
fotografia, fotos, girona, figueres, emporda, monica quintana, book, niños, niña, retrato, estudio, vintage
fotografia, fotos, girona, figueres, emporda, monica quintana, book, niños, niña, retrato, estudio, vintage

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Una guia gratis per fer precioses fotos aquesta tardor! La vols?

Uneix-te a la nostra llista de correu i rebrás la guia gratis en pdf per treure més suc a la teva càmera o mòbil. T'enviaré màxim un email al mes i estaràs al dia de totes les promocions!!

Consentiment

Gràcies! Aviat rebràs la guia per email!